Villa Cisneros, 1937. La gran evasión de los antifascistas canarios.

Andaba la Isla recogiendo pedacitos de memoria para reconstruir el viaje de 152 canarios que en una madrugada de un catorce de marzo, como hoy, de hace ochenta y un años, se pusieron en pie y decidieron pelear por su libertad y contra el fascismo. Sus rostros y su ejemplo caminarán, ahora, con nosotras.

Madrugada del catorce de marzo de mil novecientos treinta y siete. Hace frío en Dajla, el asentamiento militar español de la Península de Río de Oro, en el Sáhara Occidental, rebautizada como Villa Cisneros. Cobijados por el silencio y la complicidad, algo más de un centenar de antifascistas canarios se levantan en armas y se apoderan del Fuerte en el que estaban confinados, unos como presos políticos y otros como soldados, como jóvenes de reemplazo obligados a incorporarse al ejército franquista. Unas horas después, la llegada con provisiones del vapor Viera y Clavijo desde Canarias, se convierte en la puerta de salida hacia la libertad. En una rápida acción, logran hacerse con el control del buque y la inmensa mayoría de la tripulación, además, se une a ellos. Marchan hacia el Sur, hasta llegar a la colonia francesa de Dakar, Senegal, desde donde se desplazan hasta Marsella y, desde allí a Barcelona, con el objetivo de incorporarse a la lucha antifascista en la Guerra Civil española. En ella combatieron, desde la retaguardia y desde las trincheras, con las armas o con la palabra. Al finalizar ésta, una gran parte de estos ciento cincuenta y dos hombres pasan al exilio en Francia, donde algunos se incorporan a la resistencia a la ocupación alemana, otros consiguen pasaportes para América en buques fletados por los organismos de ayuda a los refugiados españoles y algunos cruzan el Atlántico en destartaladas embarcaciones para dirigirse al exilio americano. Los que permanecen en territorio español son detenidos, ingresados en campos de concentración y trasladados a Canarias para ser juzgados en Consejos de Guerra, encarcelados y seis de ellos asesinados por fusilamiento.

Esta es, muy sintéticamente, la gesta protagonizada por este grupo de hombres, movidos por unas potentes convicciones políticas, que ha pasado a la historia de las Islas como la principal acción de guerra relacionada con nuestro Archipiélago. Esta fuga, el periplo vital de estos canarios y, particularmente, su recorrido de militancia y compromiso político y social, merecía un relato pormenorizado y un espacio claro en nuestra memoria colectiva. Las vidas de estos hombres son las mejores guías para acercarse al conocimiento de cómo llegaron a sentirse amenazadas las estructuras de poder de la clase dominante en Canarias y cómo reaccionaron, con dosis de violencia y terror inimaginables, para volver a solidificar su poder absoluto.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Villa Cisneros, 1937. La gran evasión de los antifascistas canarios.

  1. Pingback: Villa Cisneros, 1937. La gran evasión de los antifascistas canarios. Libro interesante. – PRES.O.S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s